¿Cuándo hay que llevar a los niños al podólogo?

pie niñoActualmente, entre el 10 y el 15 por ciento de las consultas en podolgía son referentes a la pediatría. Y normalmente siempre los padres me hacen la misma pregunta ¿Se podía haber evitado? Obviamente en algunos casos si.

¿Cuándo hay que llevar al niño a la consulta del podólogo?

Para detectar a tiempo alteraciones en el aparato locomotor, hay que llevar a los niños a consulta del especialista alrededor de los 5 años, que es cuando empiezan a realizar la marcha y a los 10 años que es cuando empiezan a realizar a nivel óseo todas las rotaciones y compensaciones.

De todas formas, se debe consultar antes de esta edad al especialista si los padres tienen dudas sobre el calzado más adecuado, o advierten cualquier alteración en la marcha o sintomatología como las siguientes:

    1. Sintomatología dolorosa. Los niños no deben sentir de manera continuada molestias óseas, articulares, tendinosas o articulares. Si un niño se queja habitualmente, y no quiere realizar actividades divertidas como jugar con los amigos por dolor, debemos llevarle al especialista. Lo normal es que sean dolores de crecimiento pero hay que descartar otras patologías.
    2. Pies planos. Durante el crecimiento es normal que los niños no tengan arco en carga, ya que presentan aumento de la laxitud ligamnetosa. Si hay antecedentes en la familia de pie plano valgo debes acudir a un especialista.
    3. Pie cavo. Si por el contrario, adviertes que tiene mucho arco, en ese caso debes acudir a un especialista en biomecánica. Normalmente hay acortadas cadenas musculares y hay que tratarlas.
    4. Andar de puntillas. Si observas que tu hijo anda sin apoyar al talón, suele ser por dos motivos, o por acortamientos en la cadena posterior o para evitar el dolor en el talón por Enfermedad de Sever. En ambos casos debe ser trataso.
    5. Desgaste asimétrico del calzado. En estos casos lo que hay que tratar es una posible dismetría. Es muy importante que le lleves al especialista para evitar compensaciones como la escoliosis.
    6. Meter los pies hacia dentro. Si al andar, ves que casi se tropieza un pie con otro, es una alteración de la pisada, normalmente relacionada con la cadera. El tratamiento ideal son con cambios de hábitos posturales para estadíos iniciales.

  1. Dedos Montados. Por ventajas mecánicas entre flexores y extensores podemos tener dedos en garra flexibles. Es imprescindible realizar un diagnóstico y tratamiento precoz.

En resumen:

Según mi opinión como experto, deberíamos llevar a los niños a los 5 y a los 10 años para realizar un estudio biomecánico de la marcha. Sólo así podremos advertir alteraciones en la marcha de manera temprana, la eficacia del tratamiento dependerá de un diagnóstico precoz.

2 respuestas en “¿Cuándo hay que llevar a los niños al podólogo?

  1. Vicente

    Muchas gracias por tu artículo Gabriel, realmente bueno. Mi pregunta es, ¿qué tipo de calzado deberían usar los niños y qué características debería tener este en función de su edad?

    Un saludo,

    1. Gabriel Camuñas Autor de la entrada

      Muchas gracias por tu pregunta Vicente, te comento: Cuando los niños comienzan a gatear, lo mejor es que no usen zapatos y utilicen calcetines con suela anticeslizantes.
      Para sus primeros pasos, lo recomendable es que sea un calzado muy flexible, reforzado en la puntera y en la parte posterior y un centímetro más grande que su pie para garantizar el correcto desarrollo de los mismos.
      Los huesos de los pies se desarrollan hasta los 14-16 años y hasta entonces es importante que el zapato sea muy flexible, pero que sujeten bien el pie y se adapten correctamente a los movimientos de los niños para evitar posibles traumatismos.
      Espero haberte ayudado.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *