Esguinces laterales de la rodilla

¿QUÉ ES?

La rodilla tiene dos ligamentos laterales, externo e interno, que tienen una función estabilizadora importante de la rodilla. La lesión de cualquiera de ellos se denomina esguinces laterales de la rodilla. La lesión provoca dolor en la zona del ligamento afectado además de impotencia funcional, especialmente en los movimientos de flexo-extensión y de rotación de la rodilla.

¿CUANDO APARECE?
  1. Los mecanismos de producción del esguince son dos:
    El valgo forzado de la rodilla (por el que la pierna se acerca a la otra) estira el ligamento lateral interno.
  2. El varo forzado de la rodilla (por el que la pierna se separa de la otra) estira el ligamento lateral externo. Cuando en estos gestos se supera la capacidad de resistencia del ligamento correspondiente se produce el esguince. Las situaciones deportivas en las que se produce la lesión suelen ser los traumatismos laterales directos sobre la rodilla y las fijaciones del pie en el suelo cuando el cuerpo se sigue desplazando.
TRATAMIENTO

En Esguinces leves hay que realizar reposo, aplicar frío local, tratamiento específico de fisioterapia, uso de antinflamatorios y vendajes compresivos. En esguinces crónicos requieren una valoración en profundidad, analizando la patomecánica.