Valoración y tratamiento en el corredor de fondo con tendinopatía del tibial posterior

Tibial posteriorLa Disfunción o tendinopatía del tibial posterior es una de las patologías más frecuentes en deportistas que realizan actividades de impacto. Destacamos que dicha lesión es prácticamente inexistente en niños y adultos sanos que no realizan actividad física, por lo tanto tenemos un grupo de riesgo altamente ligado a las actividades de impacto como la carrera.

Anatomía

El tibial posterior se origina en la parte profunda del compartimento posterior de la pierna, concretamente en la membrana interósea en su tercio proximal y en la cara posterior y superior de la tibia y el peroné. Durante su recorrido a su inserción distal pasa posterior al Sustentáculum tali hasta la tuberosidad del escafoides, cuboides, cuñas y segundo, tercer y cuarto metatarsiano. Al ser el recorrido tan largo hasta el eje subtalar, le da un brazo de palanca, convirtiéndose en el principal estabilizador dinámico del arco longitudinal interno del pie y en el músculo inversor más potente.

Función del tibial posterior

Dado su recorrido anatómico y su importancia durante la marcha y la carrera es una causa frecuente de dolor en la cara interna del tobillo y el pie y del pie plano adquirido en la edad adulta. En muchas ocasiones esta patología puede aparecer asintomática. Otro de los factores que ayudan a progresar la deformidad, es el antagonista al tibial posterior, el peroneo lateral corto.

Etiología y clasificación de la lesión

Las causas más frecuentes que provocan la alteración tendinosa pueden ser de origen inflamatorio, microtraumática o degenerativa.

Los criterios para efectuar esta clasificación son evaluar la funcionabilidad del tendón y movilidad de la articulación subastragalina. También se recoge en la evaluación por estados los síntomas, pronóstico y tratamiento desde el estadío I al IV.

Diagnóstico

Para el diagnóstico disponemos de pruebas funcionales como “first metatarsal rise”,  “too many toes” o “single-heel rise”. Estos test están validados por la comunidad científica. Respecto a la RMN hay cierta controversia por los falsos negativos.

Tratamiento

Los tratamientos estudiados en diversos estudios son (recomendamos leer artículo completo para ver resultados):

  • Aplicación de frío local.
  • Uso de AINES.
  • Uso de Plantillas.
  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.
  • Pérdida de peso.
  • Técnicas de terapia Manual.
  • Tratamiento quirúrgico.

Protocolo de la actuación

  1. Sujeto con disfunción del tibial posterior en estadío I o II, sin rotura del tendón Resistente al tratamiento médico, ortopédico y rehabilitador.
  2. El corredor debe tener una técnica de carrera inicial donde el primer contacto sea de talón.
  3. El sujeto debe estar implicado en su tratamiento y curación.
  4. Disfunción del tibial posterior reincide con la práctica del ejercicio a pesar del tratamiento conservador.
  5. No debe tener patología sistémica que le impida un entrenamiento de fortalecimiento.
  6. No debe tener pie plano adquirido.

Puedes lee y descargar el artículo completo en el siguiente enlace: Artículo Tibial Posterior_Doctor Gabriel Camuñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *